Utopia en Prado at havana biennial 2019 - Gabriel Guerra Bianchini

"Utopia" Outdoor exhibition at Havana Biennial 2019

Ocho gigantes tomaron el Prado habanero, fungieron el mar con las nubes y trajeron el cielo a la tierra gracias a la Utopía del fotógrafo Gabriel Guerra Bianchini que existe hoy en esta ciudad.

Es la primera vez que el emblemático paseo capitalino acoge en sus inmensos portales una obra de semejante formato, compuesta por 16 fotografías sostenidas en ocho monolitos que renuevan y rompen con la imagen del entorno habitual.
La estructura utilizada en el mundo para la publicidad llegó por primera vez a Cuba con esta pretensión artística de sacar el arte de las galerías, una idea que Bianchini deseaba poner en práctica y logró durante la XIII Bienal de La Habana. Cuando expones en la calle el objeto deja de pertenecerte y pasa a ser del otro. La obra tiene pulso y respiración, y cobra vida gracias al movimiento de la gente, sus miradas y gestos, afirmó a Prensa Latina. Si te figuras en cámara rápida el movimiento diario de las personas la pieza cobra ese ritmo y deja de ser inanimada, expresó el artista mitad suizo y mitad cubano, amante de la música. Como un padre preocupado por sus hijos visita a diario el Prado. En su recorrido disfruta de las libertades que se toma el transeúnte en interpretar las imágenes y realizar razonamientos muchas veces contrario al concepto primigenio. Cuando el público camina de la calle Colón hacia Genio contempla la serie El espejo y la mar, salida de una vivencia íntima que tuvo lugar en La Habana y cobra vida en esta historia de amor conceptual y surrealista.


Un poema de su autoría conduce la leyenda que se hilvana en cuadros para hablar de la añoranza, la tristeza, el infortunio, la ansiedad y la pasión de dos enamorados. Del otro lado, las obras hablan de un país rodeado de nubes y de un horizonte poético y esperanzador que te invita a soñar contemplando celajes como si fueran pedazos titánicos de algodón. En las instalaciones se percibe la isla de cristal, la isla donde el amor es un iceberg, la isla joven que pesca y no mira a la pantalla, la isla que espera. Allí, existe el sueño del artista y el de cientos de personas que a diario se reconocen en el anciano sentado en el malecón, los jóvenes abrazados tratando de divisar el futuro y el niño que juega. El fotógrafo ha tenido la sorpresa de dialogar con esos que una vez aparecieron de forma imprevista en su lente. Sabe bien del resultado que generan las reacciones de los observadores.
La experiencia la vivió en 2017 cuando intervino la plaza de la catedral de esta ciudad con la primera parte de la exposición compuesta entonces por diez gigantografías. La isla aislada fue el nombre inicial de aquella muestra que, más tarde, pasó a llamarse Es la esperanza y luego derivó en El cielo en la tierra, títulos sugeridos por los propios espectadores. Aún la Utopía es perceptible en la concurrida arteria habanera y su pretensión, a futuro, es llegar a la quinta avenida del municipio capitalino de Playa y a todos los paseos de los centros históricos de Cuba y del mundo.

by Prensa Latina

Utopia en Prado Havana Biennial 2019 - Gabriel Guerra Bianchini
Utopías en el Prado.
Como la entrada a un oasis luego de su extensa caminata por el malecón, llegó el viajero al Paseo del Prado y qué encontró allí: el propio paisaje recorrido, pero proyectado en la récamara del sueño, envuelto en la aureola de lo real-maravilloso.
Se trata de Utopías en Prado, la monumental galería al aire libre de Gabriel Guerra Bianchini. Dieciséis fotografías imantadas por los encantos de la luz en ese sitio único de la urbe. Aquí conviven varias generaciones que comparten la magia del malecón, el espacio de mayor democracia y socialización en la capital. Niños que pescan sueños; ancianos que buscan otra realidad en sus teléfonos; enamorados que se convierten en reflejos de sí mismos; atardeceres que devuelven la fe.

Leonardo Padura

Facebook Google+ Twitter Pinterest